jueves, septiembre 29, 2016

La herida

¿qué hay en dos amigos,
cuando después de todo,
parecen perdidos,
y prefieren a otros?,
¿qué dan lerdas manos,
ignorando lo dado,
si antaño se estrecharon,
ahora están engañados?,
¿qué les hizo alejarse,
de su "orilla intranquila",
tan siquiera un instante,
piensan en esos días?

Te extraño
Y entiendo que no me quieras ver ni saber de mi...Pero te extraño
En todo este tiempo no he dejado de extrañarte. O si, al principio tuve sentimientos encontrados y no te extrañaba, pero una vez hechas todas las pataletas, llorado todas las lágrimas y resuelto el tema....pienso en ti, en los bonitos momentos, en las cosas "buenas", en las cosas "malas" y sigo pensando que deberías estar presente en mi vida. 
Es absurdo, lo se. No te amo de la misma manera... pero un te amo es para siempre y así es como siempre te voy a seguir amando aunque no quieras saber de mi. 
Estás con alguien y no siento celos, no se trata de eso, me acostumbré hace mucho tiempo a que estés en pareja, me alegro por ti y espero que sigas siendo feliz con ella.
Se trata de que te extraño. De lo que construiste, de lo que fuiste, de lo que fui por ti. 
Y no, no me duele el rechazo o la indiferencia, solo te extraño y me gustaría que esta ausencia fuera una presencia. Me gustaría haber podido contarte como me enamoré perdidamente, que me hubieras aconsejado y me hubieras regañado y me hubieras dicho "hey, esta actitud de (inserte aquí lo que corresponda) es un fastidio y vas a echarlo a perder", haber podido llamarte y llorar y tener a alguien que me conociera y que supiera de mis absurdas manías y defectos para saber que estaba pasando por mi cabeza y mi corazón y haber podido pedirte perdón por las cosas que solo entendí que hice mal contigo, cuando mi corazón estaba roto por alguien mas. 
Me hubiera gustado estar ahí para ti, ayudarte a conseguir cosas para tus vacaciones, alabar tu nuevo hogar,  celebrar el cambio de empleo, tus logros, las cosas buenas y ser quien pudiera escucharte cuando estuvieras harta y necesitaras simplemente desahogarte sin censura, me hubiera gustado estar y poder decirte que me parece bueno lo que haces, que sigo sintiendo admiración y respeto por ti, y que ... te extraño.


PD: La segunda línea de este post es una gran mentira: No lo entiendo.

viernes, septiembre 16, 2016

Tan fácil...




Sería tan fácil llamarte y hablar contigo, decir que tu cumpleaños y un maldito recordatorio en Fb de lo que hice el año pasado para ti, junto con tus letras, letras que podrían derribar mi tonto sistema de defensa, me alborotaron las ganas de verte y de volver a sentirte cerca.

Sería tan fácil manejar un par de horas o tomar un autobús y plantarme frente a tu casa para sentir ese abrazo y pedirte que vuelvas.

Tan fácil sería como llevarte flores y pedirte perdón por lo que no he dado, por mi silencio, por el altísimo muro de piedra que construí para que no puedas acercarte.

Tan fácil como contarte que te he extrañado, pero que también extraño a tu hija y que aún pienso que ella y yo hubiéramos sido un gran equipo y que hay muchas cosas que veo que quisiera compartir con ella.

Tan fácil como reaparecer y prometer que todo va a cambiar, que voy a estar mas presente, que vamos a llevarnos mejor, que la vida entera va a mejorar...

Tan fácil como decir que no he permitido que nadie nuevo toque mi alma, a pesar de un coletazo del pasado que me alcanzó desprevenida y me movió el corazón inesperadamente.

Tan fácil como confesar que no me ha faltado compañía, ni una boca para besar, ni unos ojos en los que buscar, pero no he sido capaz de entregar mas que la piel.

Tan fácil como reconocer que mi indiferencia, el no responderte, ni buscarte, ni siquiera permitirme pensarte son solo un mecanismo de defensa para no volver atrás.

Tan fácil como imaginar que tal vez no sea tan fácil como todo lo que dije antes, que has sufrido en este tiempo de ausencia, de silencio, de recibir un "No" tras otro y que tal vez tu corazón ya no esté abierto para mi.

Tan fácil como saber que las cosas no van a cambiar, que si reaparezco solo vamos a hacernos daño. Porque para que cambie algo tendríamos que cambiar nosotras, nuestra esencia, tendrías que dejar de lado cosas que quieres o que yo sacrifique cosas importantes que no quiero negociar.

Tan fácil como seguir creyendo que el adios fue lo mejor y que lo único que corresponde es terminar de dejar ir.
¿Algún día terminaré de dejar ir?

jueves, agosto 18, 2016

¿Y si algo pasa?

¿Y si viene a mi casa alguien que amo profundamente y quita con cuidado y amor las barreras que puse para que nadie pudiera pasar, aún sin que pase nada con ella?
¿Y si dejo acercarse a alguien del pasado para recordarle a mi cuerpo que aún está vivo?
¿Y si aparece alguien en el presente con quien pueda estar cómoda y pasarla bien?
¿Habrá alguna manera de acompañarse sin comprometerse y sin herir a la contraparte?
...No es que no sea capaz ni que la contraparte no lo merezca, es que no quiero enamorarme.

jueves, julio 21, 2016

Un paréntesis para permitirme extrañar

Hoy imaginé encontrarte y abrazarte, en ese momento supe que no quería soltarte y me di cuenta de cuanta falta me has hecho. (Que cálida es la sensación de tu abrazo, extraño percibir tu olor aún bajo el perfume, ¿ves que el tiempo no me ha cambiado? sigo siendo un cachorro que hace cosas fastidiosas como olfatear a la gente que amo para quedarme con eso tatuado para siempre). 
Mientras llega ese abrazo - y se que tal vez nunca llegue-, me seguiré haciendo la dura y seguiré evadiendo la posibilidad de enamorarme de nuevo.

sábado, julio 02, 2016

Verte...

Los ojos secos y vacíos de recuerdos,
El corazón lleno de cariño pero sin añoranzas
Sentir el calor de tu cuerpo en un abrazo y que sea reconfortante pero no tener nada mas que buenos deseos para ti
Verte y no saber si esta frialdad es un escudo que puso el corazón utilizando los daños como excusas o si realmente el daño mató lo que quedaba adentro.
Encontrarte y tener el deseo (que nunca antes tuve), de irme a lo mío y no tener necesidad de saber de ti.
Recibir un mensaje, interpretarlo como una agresión pasiva y que me importe un bledo.
Coordinar una entrega de algo sin que medie la intención de encontrarme contigo
Nunca me puse a pensar cómo sería el volver a verte, porque no tenía la intención de hacerlo... aún así no deja de ser extraño pensar en que la última vez que nos vimos el dolor nos atravesaba y antes de eso el amor parecía ser mas importante que nada en el mundo, y ahora...
...el silencio, la nada, el adios. 



jueves, junio 30, 2016

Por favor conserve su distancia

Retirar la mirada ante unos ojos que coquetean
Retirar la mano cuando otra mano intenta apretarla con emoción
Ofrecer abrazos cuando una boca ajena busca besos
No tener mas que silencios ante palabras bonitas que buscan una respuesta positiva
Encontrar vacías y fastidiosas las canciones que hablan de amor
Sentir que no tengo nada para dar... y no esforzarme para tenerlo
Mirar atrás y reconocer que las cosas bonitas que siempre quise si estuvieron ahí, en distintos momentos, con distintas personas... pero no querer volver atrás
Saber que le puedo gustar a alguien y tomar distancia con la excusa de evitar daños a terceros
Pensar en que el amor que mi familia y amig@s me dan me llena y sentir que por el momento no quiero nada mas.
Matar la nostalgia a garrotazos cuando intenta asomar su minúscula cabeza
Evitar encuentros sexuales casuales para no correr el riesgo de que la contraparte quiera cercanía de otro tipo.
Ser capaz de reconocer que quien está en frente es un ser humano maravilloso, que lo merece todo, pero ser incapaz de darle nada


No hay mucho aquí para ofrecer, por favor conserve su distancia

miércoles, mayo 04, 2016

Enfrentar...

Mi cerebro entra en un modo particular cuando una ruptura amorosa llega, he llegado a pensar que empiezo a resolver las cosas de mi una relación pasada, solo cuando la siguiente se acaba. No se si es un mecanismo de defensa un poco tonto, pero en lugar de empezar a recordar y analizar las cosas de la relación que se está acabando, me obsesiono un poco con la anterior, busco respuestas, revivo viejas pataletas, reconozco las cosas  positivas de esa persona que  en su momento no vi y finalmente agradezco y "dejo ir". Lo digo entre comillas porque es ahí cuando me siento preparada (y con deseos) para volver a tener contacto con esa persona, ofrecerle mi amistad y quedarme solo con bonitos recuerdos, independientemente de si lo hago o no, de si esa persona está en las mismas condiciones o no, solo se trata de liberar las cosas viejas y dejar puertas abiertas a otro tipo de amor.
Todo bien hasta ahí... pero se queda la relación mas reciente sin resolver. En esta ocasión en particular no he podido llorar esa ruptura, le dije adiós sin mirar atrás, tapándome ojos y oídos, amordazando cualquier posibilidad de darle paso a la nostalgia, y también matando las ganas de tener una relación futura que me ayudara a resolver esta que trato de cerrar.
No se si es porque amé como pensé que solo se podía amar en la literatura o en las películas mas cursis, no se si es porque entendí que me enamoré de su alma, de su ser que es maravilloso, de todas las cosas que la impulsan y que inspiran los sentimientos de admiración y amor que son posibles solo cuando uno encuentra un ser bonito y puro, transparente, una de esas personas a quien le confiarías todo sin pensarlo, pero a la vez entendí que su forma de ser y la mía no encajaban, que nos desgastábamos tratando de funcionar, que por mas amor que tuviéramos,  realmente no estábamos la una para la otra y que así nos hacíamos mas daño que bien, que una de las dos iba a terminar cortandole las alas a la otra ... y cuando entendí eso supe que tenía que volar...y dejarla volar. 
No se si no quiero una relación nueva con nadie porque siento que ya viví todo lo que necesitaba del amor romántico: ya me enamoré platónicamente de personas que nunca me prestaron atención, ya recibí amor que no pude corresponder, ya supe lo que es pasar de la amistad al amor y viceversa, ya viví lo suficiente para saber que el amor de los hombres es muy distinto al de las mujeres, ya estuve amando y tratando de hacer pareja con alguien cuya presencia estaba conmigo mientras añoraba a alguien mas, ya recibí confesiones de personas que dijeron no  olvidarme,  ya supe lo que es encontrar "almas gemelas" con quienes las cosas tal vez sucedan en otras encarnaciones pero no en esta;  ya tuve sexo por sexo, sexo por amor, amor sin sexo, ya conviví con alguien y pasé los momentos mas bonitos a su lado a pesar de todo, ya conocí los celos propios y ajenos y las obsesiones malsanas también propias y ajenas, ya me separé y tuve que enfrentarme a ese nido vacío y a las ausencias y a tener que reconocer que aunque hayan pasado años nunca pude volver a dormir sola y como una niña duermo abrazando un muñeco. Ya fui el arrocito en bajo de alguien y tuve mis arrocitos en bajo, ya herí con mis mentiras y fu herida por las ajenas, ya fui infiel y sufrí por infidelidades, ya viví esa temporada enferma del amor después del amor, ya pronuncié las palabras mas dulces, las palabras mas cursis y las palabras mas hirientes, ya luché por conservar, por revivir, por intentar una y otra vez, ya traté de darlo todo por alguien, ya me entregué en cuerpo y alma,  ya me dejé llevar por el desgano y el desanimo y dejé que las cosas murieran, ya puse tierra por medio para ser capaz de decir adiós, ya entendí que el amor no es un juego y que si no quieres algo serio con alguien se lo dices y dejas que decida si quiere meterse en eso, ya aprendí que sin respeto no hay amor,, ya conocí a alguien que hacía que el mundo girara solo con mirarme a los ojos, ya viví ese momento de saber que "es ella" con el primer beso, ya soñé con envejecer al lado de alguien y le prometí estar con ella hasta los 80 (ya rompí esa promesa). Ya descubrí que no soy tan paciente, ni tan tolerante, ni tan generosa, ni tan buena para estar en pareja, y ya me enamoré como creí que no era posible, como en un sueño del que ahora hay que despertar...

Y no se trata de mirar atrás, no se trata de querer volver. Estoy segura de que sin importar el amor, no quiero estar con ella, se que no es lo que quiero para mi, ni lo que quiero darle a alguien. No se trata de ella... se trata de mi y mi falta de ganas, esas que hacían que cuando pasaba tiempos de soltería me pudiera encarretar cada 15 días con una persona diferente, o que encontrara amores bonitos fácilmente. No extraño esas ganas y me pregunto ¿Algún día resucitarán?

Quiero a acostarme a dormir temprano hoy, quisiera mañana despertar y poder enfrentar esta ruptura, dejarte atrás, no volver a pensar ni a extrañarte, al fin de cuentas han pasado 3 meses y ya es mas que hora de dejar ir (Eso si tiene que ver con que tengas a alguien mas...)

martes, abril 05, 2016

De cuando el alma se divide y resbala...

Que me disculpe Cerati, pero tengo que decirlo asi: esta distancia no es algo heroíco, es mas bien algo enfermo.




sábado, marzo 05, 2016

La banda sonora del momento...



Tu nombre es mi dulce castigo
Mi sangre, mi droga y rubí
Mi parte de vos, mi destino
Tu nombre me sabe a jazmín

Tu nombre no tiene palabras
Si está escrito en mi corazón
Y de pronto sale de cualquier lugar
No sabe más que hacerme sentir mal
Tu nombre tan inoportuno no sabe llamar

Y es así que trato de contarte todo ésto que siento
Es así que estoy adormecido en el mar de ilusión
Es así que todo vale todo y todo se termina
Todo se termina
Todo menos vos

Tu nombre me tiene perdido
Vagando en el mar de ilusión
Yo nunca me doy por vencido
Yo nunca me rindo... al menos por hoy

Y es así que trato de contarte todo ésto que siento
Y es así que estoy adormecido en el mar de ilusión
Es así que todo vale todo y todo se termina
Todo se termina
Todo menos vos

Y es así que trato de encontrarte por nuevos caminos
Es así que en tu nombre hago rimas para ser feliz
Es así que todo vale todo y todo se termina
Todo se termina
Todo menos vos
Todo se termina
Todo menos vos

sábado, septiembre 12, 2015

Entresuelo

Un ropero, un espejo, una silla, 
ninguna estrella, mi cuarto, una ventana, 
la noche como siempre, y yo sin hambre, 
con un chicle y un sueño, una esperanza. 
Hay muchos hombres fuera, en todas partes, 
y más allá la niebla, la mañana. 
Hay árboles helados, tierra seca, 
peces fijos idénticos al agua, 
nidos durmiendo bajo tibias palomas. 
Aquí, no hay mujer. Me falta. 
Mi corazón desde hace días quiere hincarse 
bajo alguna caricia, una palabra. 
Es áspera la noche. Contra muros, la sombra 
lenta como los muertos, se arrastra. 
Esa mujer y yo estuvimos pegados con agua. 
Su piel sobre mis huesos 
y mis ojos dentro de su mirada. 
Nos hemos muerto muchas veces 
al pie del alba. 
Recuerdo que recuerdo su nombre, 
sus labios, su transparente falda. 
Tiene los pechos dulces, y de un lugar 
a otro de su cuerpo hay una gran distancia: 
de pezón a pezón cien labios y una hora, 
de pupila a pupila un corazón, dos lágrimas. 
Yo la quiero hasta el fondo de todos los abismos, 
hasta el último vuelo de la última ala, 
cuando la carne toda no sea carne, ni el alma 
sea alma. 
Es precioso querer. Yo ya lo sé. La quiero. 
¡Es tan dura, tan tibia, tan clara! 
Esta noche me falta. 
Sube un violín desde la calle hasta mi cama. 
Ayer miré dos niños que ante un escaparate 
de maniquíes desnudos se peinaban. 
El silbato del tren me preocupó tres años, 
hoy se que es una máquina. 
Ningún adiós mejor que el de todos los días 
a cada cosa, en cada instante, alta 
la sangre iluminada. 

Desamparada sangre, noche blanda, 
tabaco del insomnio,triste cama. 

Yo me voy a otra parte. 
Y me llevo mi mano, que tanto escribe y habla. 
Jaime Sabines

viernes, marzo 13, 2015

(De la serie: bobadas a destiempo)

A veces me da por pensar si alguna vez pensarás en mi. Si extrañarás lo que tuvimos, si piensas en los momentos bonitos.
Tengo días en que extraño tu humor, tu sencillez, el hecho de que te rieras con mis bobadas, noches en que me pienso en lo bonita que era esa bienvenida que sentía al irme a dormir entre tus brazos, aún con ronkzilla y si estabas profunda mientras yo me quedaba desperdiciando tiempo valioso frente al pc.
Hay días en que me asaltan los recuerdos y me pregunto a mi misma por qué hice o dejé de hacer las cosas, solo se que ya no vale de mucho mirar atrás mas que para reconocer las cosas que no dije a tiempo, aunque sea solo para mi misma. No todos mis recuerdos son bonitos. Se que era necesario terminar. Se que no soy "el amor de tu vida" y el universo me lo demostró tiempo después poniéndome frente a alguien que me entrega su vida y a quien le puedo dar el alma con los ojos cerrados, con quien puedo hacer sin miedo ese enorme salto al vacío que es entregar el corazón. Se que no tenía eso contigo y a ratos me castigo por haberme quedado tanto tiempo aún siendo consciente de ello y, hasta hace un tiempo, por pequeños momentos me permití reprocharte en silencio todo lo que no me diste, pensando en que "no quisiste", aunque la verdad es que creo que no podías. Para ser honesta, creo que tampoco debiste quedarte tanto tiempo conmigo porque supongo que también fui tu amargura, y siempre sentí que fui la piedra en el zapato que te alejaba de lo que realmente querías. Aunque espero haberte ayudado (aún desde mi retorcida manera), a liberar de ese pasado que no te soltaba, y que ahora vivas a plenitud el amor y la vida con la persona con quien estás, que creo, imagino (¿tengo la ilusión?), te ama con devoción y ternura, y te entrega todas las cosas bonitas que yo reprimí para no lastimarme aún mas. 
Sospecho que eres feliz en tu relación. Sin ningún derecho opino, pero aún así lo hago. El día que supe que estabas con alguien el dolor me atravesó el pecho. Luego entendí que solo mi ego estaba lastimado y empecé a alegrarme por ti y hasta por esa persona que encontró una segunda oportunidad.
No se si algún día te voy a volver a ver, no se si algún día vas a volver a querer saber de mi, pero se que siempre voy a desear que estés bien, voy a soñar con que eres mucho mas feliz que cuando estabas conmigo y voy a agradecer lo que me enseñaste, lo que hiciste conmigo y por mi, a pesar de mi.
Espero haber aprendido las lecciones. Las de entregar a tiempo lo que debo entregar, la de dejar ir también a tiempo, la de no nadar contra la corriente. Espero ser capaz de hacer las cosas mejor, tanto para mi como para esa persona que ahora está en mi vida y que me hace soñar. 



sábado, febrero 09, 2013

Se me acabó el material de escritura

Tengo abandonado el blog (¿cuantas entradas de blogs empiezan con este tema?). 
Releyendo mis últimas entradas encuentro que, aunque fueron totalmente necesarias para mi en su momento, han estado llenas todas de dolor. Pareciera que viví en dolor en los últimos años y no ha sido totalmente así. Tal vez cuando he estado feliz o simplemente estable me he dedicado a vivirlo y disfrutarlo y solo cuando me he quebrado en pedacitos he regresado a este rincón seguro para decir lo que a nadie le digo, aunque sean cartas con destinataria única y localizable. 
Pero si puedo rescatar algo positivo de mis últimos posts, me voy a quedar con la última línea de este, donde maté para mi misma el fantasma corté de una vez por todas la comparación con el pasado de la susodicha destinataria.
Lloré escribiendo cada uno de mis últimos posts, pero aprendí... que el amor no se puede vivir de esa manera, sufriendo, controlando, esperando algo a cambio, aun cuando ese algo sea amor, compañerismo,  fidelidad, lealtad -que era en lo que me sentía tan herida- o lo que sea. Pero la lección mas importante fue el aprender a no perderme a mi misma, a no vivir en función de otra u otras personas, sino vivirme, hacerme responsable de mis sentimientos, quererme y hacerme feliz.  y ese ha sido mi proceso personal desde hace un tiempo ya: sola o acompañada, ser siempre la única dueña de mi misma. Ha sido un proceso con rupturas, descubrimientos, reencuentros, pataletas propias y ajenas y también con recaidas, que ha tenido maestras y maestros, con el dolor como uno de ellos por supuesto, un proceso que va mucho mas allá de asuntos sentimentales -que son los únicos sobre los que he escrito aqui- y ahora mismo me siento como una niña aprendiendo (aunque en realidad estoy en proceso de desaprender tanta cosa inútil)... a mis 35 apenas estoy aprendiendo cosas que para el resto del mundo parecieran ser obvias y para mi son tan necesarias.  
Así que ahora me esfuerzo por recorrer mi camino reconectándome con lo que soy y lo que quiero, dejando atras las emociones y sentimientos que ya no me sirven,  por eso esta entrada se titula de esa manera, porque espero abandonar al dolor como protagonista  y poder hablar (o tal vez no), acerca de la nueva etapa que estoy creando para mi vida.

Haciendo:  Poniéndo orden en todo
Escuchando:
Latinoamérica Feat. (Totó La Momposina, Susana Baca & María Rita by Calle 13 on Grooveshark  
La noticia del dia: Sismo de 6 grados con epicentro en Nariño

jueves, octubre 18, 2012

Mudanza de piel




Haciendo:  Esperando que comience mi agitada tarde laboral

Escuchando: Mudanza de Piel - Anabella Arbelaez (Representación colombiana en Viña del Mar 2012)

viernes, octubre 12, 2012

Esperando los días difíciles

Mañana amanecerá y será como todos los días, pero al anochecer nuestras vidas van a haber dado un giro. Necesito dejarte partir llena del amor y del respeto que siento por ti, para volver en paz al camino donde me dejé a mi misma. No se cómo empezar esta conversación tan difícil pero se que en nombre del mismo amor que no conseguimos convertir en eterno, tengo que hacer algo para cambiar. Han pasado 3 años "Waiting for the final moment you say the words that I can't say", ahora se que las cosas no van a cambiar y que tampoco vas a ser capaz de poner todo en el orden que debería estar. Te se en cierto modo apegada a mi, y tengo miedo a hacerte daño y me muerde la incertidumbre de lo que va a pasar de ahora en adelante conmigo, contigo. Siempre he sentido que puedo estar sentimentalmene sola sin problema, pero nunca antes viví con alguien y tengo miedo a cambiar de vida radicalmente, tanto miedo como cuando empaqué mis maletas y me fui, sin pensarlo casi, a vivir contigo unos años que no voy a olvidar nunca, pero que hoy han llegado a su final.
No pretendo ahogarte en el olvido, no espero sacarte de mi vida y tratarte con indiferencia. Eres importante para mi y me gustaría estar disponible para ti pero está claro que tendrá que ser de otra manera. Solo quiero tener la paz que perdí cuando empecé a ver que estaba dándote mas amor del que me daba a mi misma, y sacrificando ese amor propio por una relación que no logro todavía entender del todo. Pero te quiero, y siento, a pesar de mi necesidad de irme, la necesidad de cuidarte y de protegerte incluso del dolor que yo pueda causarte con mi partida. No quiero que sufras ni te sientas sola, quiero que seas feliz pero he entendido que eso no es algo que pueda poner por encima de mi propia felicidad y aunque no tenga muchas cosas para quejarme, hoy creo que las cosas que sueño tener no van a aparecer por arte de magia por mas promesas que hagamos y por mas voluntad que pongamos. Las cosas son como son y ya estoy cansada de luchar contra eso. Hoy entiendo que esas luchas no son necesarias. Hoy acepto sin amargura alguna, que esto no fue, que no pudimos. Y aunque parezca: no, no me arrepiento de nada, de absolutamente nada y no cambiaría ni un segundo de los muchos que viví a tu lado. Ahora se que puedo vivir con alguien, que la puedo amar en toda su humanidad, sus maravillosos defectos y sus extrañas cualidades. Siempre dudé de mi capacidad para hacerlo, pero dar con alguien tan especial como tu me permitió vivirlo y me hace feliz el haberme atravesado en tu camino.


viernes, junio 17, 2011

Siguiendo la luna








Offtopic:
Vicentico copió esta muda de ropa de mi! Prenda a prenda: el vestido, las botas, el peinado, el color del cabello, todo idéntico lo usé yo a principios de los 90's!


Haciendo:
Catarsis
Escuchando: Adivina!
La noticia del dia: No lo se, estoy en modo autista.